Avisos

Recuerda visitar la sección de calendario para mas detalles sobre los horarios de las Misas y actividades en nuestra parroquia.  

Todos los Jueves tenemos un  encuentro de oración ante el Sagrario a las 10:00 am. También los viernes tenemos Círculo de Oración  a las 10:00 am, ven y acompáñanos.

Si estas interesado en que te visitemos llevando oración a tu hogar, comunícate con la oficina parroquial al (787) 636-0317.

Historia del Señor de los Milagros

 

Colaboración: Alexandra Rodriguez

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

Alrededor del 1580 vivía en Buga, Colombia una india anciana que se dedicaba a lavar ropa en el río de Buga que pasaba junto a su choza.  Ella era una mujer muy dedicada al Señor y con su trabajo ahorraba dinero para poder comprarse un crucifijo al que pudiera rezarle todos los días. Cuando finalmente pudo reunir los 70 reales que le costaría el crucifijo se dirigió hacia el cura párroco para que le consiguiera la imagen.  En su camino se encontró con un pobre padre de familia que era llevado a la cárcel por no pagar 70 reales que debía. Conmovida la india por la situación de su vecino le entregó los 70 reales en caridad. El hombre estaba muy contento y le deseó la bendición de Dios. 

Unos días más tarde mientras lavaba ropa en el rio se encontró un diminuto crucifijo.  Ella lo tomó y felizmente lo llevó a su casita de paja donde le construyó un pequeño altar.  En el medio de la noche se despertó por unos golpecitos que escuchaba; cuando fue a donde había colocado la imagen se dio cuenta que había crecido.  La imagen siguió creciendo poco a poco hasta medir más de un metro de altura.  Las personas se fueron enterando de este milagro e iban a visitar la imagen para orarle, pedirle ayuda y llevarse pedacitos como reliquia. 

La imagen fue mandada a quemar por el Obispo de Popayán por su temor  a los cuentos  que alrededor de ella se podían desarrollar.  Sin embargo, cuando la imagen fue echada al fuego no se quemó.  Cuentan los que estuvieron presentes que la imagen comenzó a sudar y que sudó por dos días.  Los devotos al Señor de los Milagros se llevaban algodones mojados en este sudor y los utilizaban en curaciones. 

Una vez dejó de sudar, la ya deteriorada imagen, se volvió mucho más hermosa de lo que era antes de ser arrojada al fuego. El ranchito de la india se convirtió primero en una ermita y luego en este lugar se construyó la Basílica del Señor de los Milagros.

Recursos:

http://www.milagrosodebuga.com/index.php?option=com_content&view=article&id=108&Itemid=164

http://www.ewtn.com/spanish/Saints/Se%C3%B1or_de_los_milagros_de_buga.htm